¡Hola amigos!. Qué poquito queda para las vacaciones de verano. Ya empieza la cuenta atrás. Seguro que muchos estáis ya preparando todo para unos días de descanso. Y muchos también estaréis pensando en comprar una cámara fotográfica, ¡enhorabuena! me parece una compra muy buena y acertada, ya sabéis fotos=recuerdos.

Imagen: http://www.freepik.com»>Designed by rawpixel.com / Freepik

Cuando me preguntáis por cámaras de fotos para utilizar en las vacaciones muchos me decís que queréis una cámara «normalita», que pese poco y no cueste mucho, queréis una réflex pero pensáis en su peso y tamaño… Así que seamos prácticos…ahí van unos «modestos consejillos» para que os sirva de ayuda y por supuesto no significa que sea la mejor de las opciones, sino solamente una opinión personal basados en vuestras propias inquietudes.

Uno de los primeros elementos que se miran son los megapíxeles. En este sentido no hay que preocuparse porque la mayor parte de las cámaras que hay en el mercado tienen una resolución que está por encima de nuestras necesidades.

Para vacaciones, yo apostaría por una cámara pequeñita y que pese poco, las cámaras compactas son las ideales. Son cámaras en las que no se puede extraer el objetivo porque ya viene integrado y son de fácil manejo y además tienen muchísimos automatismos, la mayoría vienen con opción de video y son muy versátiles.

Imagen: http://www.freepik.com»>Designed by Freepi

Otra opción también muy interesante es una cámara acuática, también dentro de la familia de las compactas. Son ideales para hacer fotos tanto en el exterior como en el agua (río, playa, piscina). Sobre estas cámaras también tenemos experiencia porque Ismael se pidió una para su cumpleaños hace cuatro años y la verdad es que no nos arrepentimos nada. La cámara la hemos utilizado tanto en la playa como en la piscina y tenemos fotos muy chulas. Vamos, que forma parte de nuestros veranos. Esta cámara es una Polaroid ISO 85 de 16 megapixeles y tiene también función de vídeo. Como os digo tiene ya 4 añitos y ahí sigue dándonos bonitos recuerdos, además, el precio es increíblemente asequible.

Por otra parte, y esto siempre os lo digo, para los que tenéis hijos, es una actividad muy creativa y entretenida para el verano ¡seguro que más de uno saca esa vena artística!.

Así que como siempre os digo… no dejéis de hacer fotografías porque serán el recuerdo más preciado de vuestras vidas.

¡Feliz verano!