Retomamos nuestro blog!! Pronto llegará la primavera y podemos aprovechar para pasear y hacer algunas fotos a las flores que tenemos a nuestro alrededor.

Así que cámara en mano y si tenéis peques en casa es una actividad que a ellos les va a encantar y podréis pasar un momento muy divertido y a su vez muy entretenido. Y aquí os dejamos con algunos consejillos:

– Si vais por el campo o estáis paseando por un jardín cuando veis unas flores… ¿qué hacéis? ¿las miráis desde arriba? probablemente la respuesta es afirmativa. Sin embargo no es la posición correcta para realizar una foto, o por lo menos no es la foto más interesante. Prueba a hacerla otro ángulo, prueba a agacharte o a ponerte a la altura de la flor (¡y sí, seguro que te mancharás!) y fotografiar la flor hacia arriba. Es decir, prueba a disparar desde distintos ángulos, experimenta hasta encontrar la posición que más te guste.

– Evita distracciones de fondo. Queremos realizar una foto de una flor ¿verdad? Es decir, si está delante de algún objeto, apartarlo o si no intenta hacerlo desde otro ángulo.

_ ¿Hay alguna hora que sea más recomendable?. Sí, en mi opinión, las primeras horas de la mañana, porque la luz es distinta. Las sombras son mucho más suaves que en las horas centrales.Y el rocío hace que las flores aparezcan húmedas.

– Utiliza un trípode. El pulso puede traicionarte, jeje.

Y por hoy os dejamos con estos pequeños consejillos. En las próximas publicaciones os contaremos aspectos técnicos a la hora de realizar fotografía de flores. ¡Mientras tanto a practicar con todo esto!